sábado, 14 de febrero de 2009

Sábado literario



Razón de los espejos

Ramón Alcaraz


Los espejos son agua de tiempo; gotas de memoria en espacios sin fondo, un engaño tan perfecto que hasta la mirada se atrapa al contemplarse a sí misma. Es después, cuando te alejas y tu figura ya no está en su reflejo, que aún todo persiste como una lámina de recuerdo ya imborrable bajo el presente.
Éste prodigio, te digo, ha sido así siempre; desde que el azar, o la vida, o una mano cómplice fabricó el primer espejo. Si alguna vez te acercas y consigues olvidarte de tu propia imagen, apreciarás en la superficie pequeñas manchas, diminutas imperfecciones, algún hoyuelo casi inexistente. Esos son restos del pasado, cicatrices de otros tiempos que habitaron en él. Y si fueras capaz de ver más allá, más adentro, como dejándote flotar y hundir los ojos en un mar tranquilo, sentirías la tibieza de la verdad, la frialdad del engaño, la agitada pasión de épocas remotas..., la acuosa huella de la existencia moviéndose imperceptible ante tus ojos...

24 comentarios:

Mercedes dijo...

Precioso, Ramón. Me he quedado sin palabras. Un texto muy bello; sin duda.
Ahora mismo añado el enlace en mi blog.
Gracias

Paco dijo...

Confirmo lo que ha dicho Mercedes.

Un texto precioso. Un forma profunda de ver los espejos. Ese mundo de reflejos que nos devuelve la imágenes que se posan sobre ellos...

Me gustan las cosas reflejadas. Les saco instantáneas que guardo en un álbum. Hace tiempo que descubrí que las imágenes reflejadas tienen un encanto especial.

Un abrazo de sábado literario

Ardilla Roja dijo...

Pre cio so

No sé que decir. Me veo, porque lo soy, muy pequeñita a tu lado Ramón.

Casi ni me atrevo a pedirte que pases a ver que te parece mi relato de hoy.

Tú me lanzaste un guante en el blog de Teresa Camesele, retándome a escribir sobre lo que sienten las cosas, recuerdas??

Desde entonces he escrito dos nuevos y hoy he colgado uno que ya tenía escrito, pero como es amoroso, pues eso... bueno en realidad los tres lo son, pero ya estaban puestos jajaja

Un saludo

megg dijo...

me ha gustado mucho este relato
los espejos,somos incapaces de ver mas alla de ellos

las imagenes que reflejan los espejos no son mentira ..con lo cual es tu yo delante de ty

hay que mirarse y decir..ahí estoy yo así soy que cambio?
me ha encantado
un saludo

Nancy dijo...

Para mí los espejos siempre han sido objetos mágicos. Desde niña me pareció que otro mundo habita en su interior. Tu relato me dejó maravillada, dominas el lenguaje como el artista el color. Felicidades.
al igual que la ardillita, me siento pequeña ante tus letras.

Celia dijo...

Ramón. Digno de ti. No puedo decir más.

Pantera dijo...

Ramon,

Me ha parecido precioso tu relato y como otros te han comentado también me siento peque a tu lado. Siempre he visto los espejos como algo mágico y me he sentido atraida hacia ellos.

Un abrazo

Lola dijo...

Precioso, Ramón,muy poético y te hace reflexionar sobre muchas emociones que sentimos cuando nos contemplamos:
vanidad, inseguridad,voluptuosidad,vanidad, amor y odio hacia nosotros o hacia nuestra imagen...
La foto muy interesante también.
¡Enhorabuena!

SeaSirens dijo...

Todo se ve, depende con el prisma que se mire.

Hermoso texto que declina y encumbra a la persona.

Besos sabáticos!!

Maat dijo...

Leer despacio tu texto y "meterse" en él es, como estar flotando en una nube. Eso he sentido al leerlo, cosa que he hecho varías veces. Seguro que cambia mi forma de mirarme en un espejo.

Gracias Ramón, es un espléndido texto.

Maat.

Pablo dijo...

Y si, además, enfrentas dos espejos, podrías ser capaz de ver el infinito... Me ha gustado mucho, Ramón.

Un abrazo.
Pablo.

Carmen Andújar dijo...

Preciosa definición del paso del tiempo. Los espejos son algo que siempre está ahí, y por suerte o por desgracia te analizan friamente, y te dan claramente su veredicto.
Un abrazo Ramón

XoseAntón dijo...

Cuanto misterio guardan los espejos y cuantos rostros van rio abajo, después de superar sus remansos. El océano nos espera a todos, Ramón.

y cuanto le debemos a Mercedes por su idea de los días literarios; mira por donde se puede disfrutar de la lectura de nuestro profe... ;-)

Saludos

Serio Y. Pérez dijo...

Inspirador, sin lugar a dudas. Un abrazo

Balovega dijo...

Un texto extraordinario como mágicos son los espejos que miran en silencio el pasar el tiempo.

Un saludo

Lujo dijo...

Hola,

En un momento tristón, leer tu pequeño escrito me ha reconfortado el alma.

Millones de gracias por haberme regalado un poco de paz.

Un abrazo ;)

Nokenicus dijo...

Hola, pasando a saludar y tambien para invitarte a que pases y veas mi blog a ver si encuentras algo de tu agrado y si te gusta intercambiemos enlaces, una suerte de fucionar dendritas o algo asi diria yo,je.
Saludos y hasta la proxima.

Mimí dijo...

Verías otros muchos ojos mirar. Mirándote. Al igual que tu pierdes la vista en el tibio horizonte de este estanque...
Ellos, los otros, a través de este espejo también miran. Aún no lo sabes, pero no sólo son gotas de la memoria, son Puertas a través del tiempo. Nada se muere a un lado u otro de la superficie pulida del encuentro. Sólo se transforma.
Mimí

El Caballero dijo...

Que texto mas hermoso, me ha resultado encantador. ¿Me harías el honor? Sería un placer recibirte en mi morada. Todo mi cariño y afectos. Au revoir.

seriecito dijo...

El punto de vista personal de uno siempre influye en la percepción que tenemos de los acontecimientos.

El reflejo está en aprte condicionado, pero es una buena referencia.

salu2:

magunchi dijo...

Buenas! me despejo de un rato mirando blogs y me encuentro con el tuyo. Pues tengo que decir queme gusto mucho!
Hay algo en los espejos que me intriga, verme reflejada en uno me invita a conocerme, pero no solo por el hecho de ver lo que ven los demás en cuanto a lo físico, más bien hablo de explorarme... todos en algun momentos nos sentimos observados con nuestros propios ojos, y descubrimos verdades tan buenas como las que nos hacen ser humano...

Te sigo leyendo por supuesto!!
hasta luego :)

El Desván de la Memoria dijo...

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios. Me alegro mucho de que os haya gustado mi texto y espero que os anime a continuar escribiendo.
Aunque no incluya comentarios en vuestros blogs, os visito con asiduidad y voy leyendo lo que publicáis.
Un abrazo,
Ramón

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Joder, ya está casi todo dicho, pero bueno, yo te diré que me han entrado unas ganas tremendas de mirarme en el espejo grande de la habitación matrimonial, ¿eso quiere decir algo?

Muy bien Ramón,
Un abrazo
Juanma

PD: como palabra de confirmación me sale: liked,
¿será sólo casualidad?

Lourdes Noguero Jiménez dijo...

Muy bonito, Ramón.
Me gustaría saber como un invidente se mira al espejo con el tacto de sus manos.
Cerremos los ojos y hagamos la prueba; experiencia dificil, seguro.

Saludos.