martes, 31 de marzo de 2009

La tecnología




Mercedes Martín Alfaya

(Relato seleccionado en el Certamen Algazara 2009)



El chico del mostrador me regaló una sonrisa de cine y resolvió eficiente todo el papeleo que le entregué, manejando el ordenador con destreza. En los tiempos que corren, se agradecen estos detalles ágiles que nos proporciona la tecnología y, sobre todo, el calorcito en el trato humano, pensé.
"Que tenga un buen día", añadió cortés el empleado al despedirme, con un encanto tan arrebatador que tropecé con un cable que no sé de dónde salió y se desconectaron todos los aparatos eléctricos. Al intentar pedir disculpas, me encontré que el chico yacía sin vida desparramado por la mesa, como un globo desinflado e inútil.

14 comentarios:

Paco dijo...

Que relato más "cruel", jeje.

Ésta Mercedes nuestra...

Un abrazo

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Ya me gustó este relato hace tiempo, y ahora vuelve a gustarme.

Un beso a la autora, y otro al profe,
Juanma

MiLaGroS dijo...

Que impactante e inesperado. Creo que por eso lo han premiado. Por la originalidad. Felicidades

Ardilla Roja dijo...

Y capaz es de ganarlo. Esta Mercedes...

Un abrazo

Celia dijo...

Mercedes. Parece ser que vuelves arrollando.
La verdad es que el relato tiene posibilidades.
Paco... ¡Cómo presumes de alumnado!
Un abrazo para ambos.

Mercedes dijo...

Hola, compisssssss.
Qué bien, encontrarnos en el desván. Aquí se está calentito y huele muy bien.
Profe, gracias por la imagen que has añadido a mi relato; me gusta.

Cuidadín con la tecnología, no nos vayamos a hacer ilusiones y luego se vaya la luz o nos quedemos sin cable, je-je.
Qué a gusto me siento cuando os encuentro y qué ganas tengo de que funcione mi cableeee. Me bailo unos tangos en vuestros blogs, seguro.
Besos con tareilla (estoy en el trabajo).

Mimí dijo...

Jejeje, eres de las mías, jeje.
Abrazote y sonrisa cómplice

Carmen Andújar dijo...

¡Qué final! inesperado de verdad.
Enhorabuena.
Un beso

Any dijo...

Pfffssssssss!!! Noooo!! Pobrecito!!

Me encantó. Ojalá se pudiera desinflar voluntariamente a algunos, siiii, que bueno sería.
un abrazo

Teresa Cameselle dijo...

Pobre chico, eso debe ser lo que llaman tecnología punta, jaja.
Genial, como siempre, Merce.

Anónimo dijo...

¡Que fluida y natural resultas escribiendo! Creo que tal y cual eres.
Me gusta
Mercedes Ridocci

Luz dijo...

me encantó
:DDDD
había hasta una incipiente historia de seducción

Carmina dijo...

muy bueno el relato asi que, que bueno el calorcito humano y como se agradece en estos dias y el muchacho estaba alimentado por cable, dios mio como avanza el mundo que educada es la tecnologia y un relato sorprendente

megg dijo...

ostras que apasionado !! MERCEDES QUE BUENO!!!

un beso a la mercedes y al profe
ah!! EL TALLER ES ALGO VIRTUAL O SOLEIS IR A CLASE DE VERDAD
(es una pregunta )porque yo soy de las baleares y no se si es un taller virtual o no....
me gustaria saberlo
gracias