jueves, 23 de abril de 2009

Dia del libro



Confieso que he escrito
Ramón Alcaraz





Antes que tú,

yo fui lector.

Lo reconozco.

No me avergüenza mi pasado

de leedor empedernido.

Lector a todas horas,

lector crónico y urgente,

ladrón de fantasías

a punta de palabra.



Mas después fue otra historia:

trabajos forzados

de memoria y recuerdo

evocando la frágil existencia.


Pero tú eres yo mismo.

Ya me entiendes.

No digo nada

que ya no sepas.

Mi mensaje es fugaz:
una trampa a tu tiempo.

21 comentarios:

Carmina dijo...

precioso poema, yo confieso que sigo leyendo lectora empedernida, consumidora de sueños y palabras.. que me sigo dejando los ojos en las paginas de los libros, que unos me seducen mas que otros pero que tarde o temprano los termino todos, menos uno, confieso que uno me pudo, y lo tuve que abandonar, de eso hace once años, quiza era muy impulsiva entonces, pero sigo sin poder con el, y como muestra de mi verguenza sigue en mi estanteria recordandome dia a dia el desproposito...

El Desván de la Memoria dijo...

Gracias, Carmina.
Pero dinos qué libro es... Que nos dejas con la intriga.
Un abrazo,
Ramón

Paco dijo...

Ramón,
Bonito poema para este día tan especial. El del libro.

Pues eso, que no nos avergüence ser lectores empedernidos.

Un abrazo

Maat dijo...

Fascinantes las definiciones de tus versos, Ramón. Precioso poema.

Cómo Carmina, yo tengo dos libros que me "avergüenzan" y que no he podido leer. El primero, quizá por la imposición que de él trató de hacerme mi padre. El segundo, porque me lo impuse yo. Dos fracasos. Y los han leído millones de personas...

Después de reconocerlo "en público", quizá me decida a leerlos. No sé...

(El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha y 100 años de soledad)

Qué vergüenza, profe.

Un abrazo.

Maat

Carmina dijo...

como no, el libro en cuestion es el jinete polaco de Antonio Muñoz Molina, despues de abandonar este he leido dos mas de este autor sera que soy algo masoca, pero con el jinete no puedo el caballo se me desboca... espero que quede saciada la curiosidad

Ardilla Roja dijo...

Particularmente, estoy encantada de haber caído en la trampa. Espero convertirme en una buena ladrona, no sé si lo conseguiré. De momento tengo al mejor maestro.

Gracias Ramón. Es un poema precioso.

Felisa Moreno dijo...

Pues ya somos dos Carmina, yo también abandoné al jinete polaco de Muñoz Molina, sin embargo me encantó El viento de la luna.

Un poema muy acertado para este día, me siento totalmente identificada con él, muy bueno, profe.

Un abrazo

Luz dijo...

También yo pienso que la lectura es una forma de entretejer los hilos de las parcas, engañarlas para alargar nuestro contado tiempo.
Me encanta Ramón, coincidir en eso contigo.

Ankor Inclán dijo...

Y lo poco que me gusta a mi leer y sin embargo me muero si no escribo... un saludo y feliz evolución

Mimí dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mimí dijo...

¡Qué poema tan inspirado!
Yo antes me proponía acabar todos los libros que comenzaba, ahora se, que si hay que dejarlo, se deja.
Existen muchos libros para cada momento de nuestras vidas, pero hace falta que confluyan varios factores y si no se dan, mejor abandonarlo para otro momento.
No me parece bochornoso decir que relegaste algo, quizá en la madeja de tu vida necesitabas otro libro que te arrastró hasta este momento,y de haber acabado ese libro estarías en otro lugar y hubieras dejado de escribir o lo harías pero sobre otras cosas.

chonoman dijo...

Muy bonito, yo me confieso lectora compulsiva, empedernida, devoradora y todo lo que queráis.
Me gusta leer, me gusta escribir pero solo logro dibujar palabras con tu ayuda.
Muy bonito Ramón.
Besotes.
Paola.

Teresa Cameselle dijo...

Aquí una leedora insaciable, que se siente plenamente identificada con tus sabias palabras.
Carmina, hace años era incapaz de dejar un libro sin terminar, últimamente he dejado 4. Si es que la vida es muy corta y libros buenos hay demasiados en las bibliotecas.
Feliz día.

Ricardo dijo...

Enhorabuena por este poema Ramón, me encanta. Feliz día del leedor.

Un abrazo.

Carmen Andújar dijo...

Muy bonito el poema. Es verdad que antes de escritor hay que ser un gran lector, para que después las palabras fluyan sin casi darnos cuenta.
Feliz Sant Jordi

Juan Manuel B. dijo...

Ramón, me ha gustado mucho tu poesía.
¡Ah! y yo también tengo una lista de bastante larga de libros sin terminar. Van desde "El Quijote" hasta "Los pilares de la tierra".

Un saludo
Juan Manuel B.

L.N.J. dijo...

Provervios Y Cantares.

Nunca perseguí la gloria
ni dejar en la memoria
de los hombres mi canción;
yo amo los mundos sutiles,
ingrávidos y gentiles
como pompas de jabón.
Me gusta verlos pintarse
de sol y grana, volar
bajo el cielo azul, temblar
súbitamente y quebrarse.

Antonio Machado.

Ramón, el día de mi droga, jeje;
un bonito poema.

Saludos.

Lola dijo...

Pues yo también he dejado uno la semana pasada, La elegancia del erizo. A pesar de que ha sido un boom de millones de ejemplares vendidos, no he podido ir más allá de la página 60. Para mí está plagado de falsos paraísos para incautos adolescentes, como el tópico de que la cultura japonesa es el faro a donde tenemos que dirigir la mirada. Como si nuestra cultura occidental, mediterránea sobre todo,no la superara con creces.En fin que un best seller no es siempre un libro aconsejable.
Sugerente poema, Ramón.
Un abrazo en la resaca del día del libro.

Carl Boss dijo...

Muy bien, Ramón, me ha gustado aunque no entienda de poesía. Gracias por leer mi blog. Un abrazo

MiLaGroS dijo...

Hermoso el poema. Tú eres yo mismo.
Lo que de mí quedará rescatado del polvo. Un abrazo. milagros

Julian dijo...

"Ladrón de fantasías a punta de palabra"...increible.