miércoles, 5 de agosto de 2009

Aurora, de Mercedes Martín Alfaya



Aurora
Mercedes Martín Alfaya
(Finalista Certamen Amor en el Tiempo 2009)
Querido Daniel:
Me hace muy feliz saber que has encontrado una chica a la que unir tu vida. Seguro que es una persona inteligente, educada y con un atractivo especial; conozco bien tus gustos.Con respecto a lo que me preguntas en tu carta, te diré que no existe ningún secreto para eso, al menos yo no lo conozco. Sí te puedo asegurar que para construir un futuro juntos, más que deseo lo que se necesita es voluntad. Voluntad y esmero. Cualquier semilla que aspira a convertirse en árbol precisa cuidado, espacio en el que desarrollarse y cierta dosis de ingenio contra las plagas -que las habrá-, manteniendo intactas las raíces.
Cuando tu abuelo y yo nos conocimos, hace más de cincuenta años, ni siquiera sabíamos montar en bicicleta, así que mucho menos conducir una relación de pareja. Lo que sí tuvimos claro desde el principio fue que nos gustaba compartir cartucho de palomitas en el cine, despedir a los barcos desde el muelle y atravesar los arroyos cogidos de la mano.Con el tiempo, la senda se volvió cuesta arriba. Incluso, en algunos tramos, nos perdimos de vista. Fueron esos avatares los que más afianzaron nuestra relación de pareja, porque comprendimos que sólo cuando estás a punto de perder algo es cuando valoras lo que significa en tu vida. Y luchamos para seguir compartiendo bolsa de palomitas en el cine, aunque fuera rodeados de infantes llorones y desinquietos; si lo piensas bien, no hay nada en el mundo que nos proporcione mayor satisfacción que encontrar a alguien con quien compartir unas palomitas en el cine.
Ahora, tengo que dejarte. Nos vamos a dar una vuelta y el abuelo espera en el comedor; ya sabes que tiene un genio de trueno. Claro que sólo tengo que tirarle del pañuelo del bolsillo para que luzca guapo y pellizcarle la babilla para que se derrita en mis manos. Ya ves, todo consiste en eso: hacer la vista gorda a los gruñidos y acariciar barbillas.
Espero verte pronto por aquí.Recibe bendiciones de esta vieja que pretende dar clases de jardinería a un futuro experto en botánica.
Besos.
Aurora.

11 comentarios:

XoseAntón dijo...

Entrañable, Mercedes, enhorabuena; no te imaginas lo que me recordó a uno de mis seres más queridos. También era así de inteligente y muy, muy viva. En mis recuerdos lo seguirá siendo, para siempre.

Bikiños

Dorotea dijo...

Precioso relato, Mercedes, que no había leído con la debido atención hasta ahora. Ojalá todas y todos tuviéramos a un ser próximo querido que nos impartiera de vez en cuando una lección en saber vivir.
Un beso.

Mercedes dijo...

Gracias, Xose.
Cuando dices que te recuerda a alguien muy querida para ti, imagino que te refieres a tu abuela. Si es así, te felicito, porque las abuelas dejan un rastro inconfundible, como las hadas.

Bikiños, XoseAntón y más gracias.

Mercedes dijo...

Ay, Dorotea, que te has "colado" mientras respondía al amigo Xosé. Gracias, guapa.Como bien dices, ojalá que fuera así y nos impartieran clases, facilitas, para adiestrarnos en el vivir. Aunque de los mayores podemos aprender mucho (de todos).
Un beso, vecina.

Carmen Andújar dijo...

Tierno y bonito como todo lo que escribes. Enhorabuena por haber quedado finalista.
Un beso

Ana Álvarez dijo...

Un beso muy fuerte Mercedes, ya sabes que me encanta cómo escribes, eres estupenda.
Recibe mi más sincero abrazo, y todo mi cariño.
Ana.

L.N.J. dijo...

Felicidades Mercedes, que las personas no perdamos ese toque entrañable de tu relato; mi abuela también fue una mujer muy importante en mi vida..., sigue dentro de mí.

Besitos.

A Ramón creo que también hay que darle un besazo, en el comentario de Paco se me ha olvidado; te digo que eres una persona marivollosa. Aquí lo dejo para tí Ramón. Eres un profesor de primera.

lola dijo...

Preciosísimo,Mercedes. Ya lo leí en la web de canal-literatura en su día, y me reafirmo en lo dicho: precioso. Besos.

Mimí dijo...

Qué bonito!!!
Qué listica la abuela eh!
Me gusta como les sacas partido a los detalles.
Un abrazote!

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Tierno relatito el que nos ha traído Ramón. Será que a mí no me gusta las palomitas en el cine, y por eso..

Me ha gustado leerlo, Merce.
Un beso,

Alosia dijo...

Espero que hoy si me deje bloger dejarte comentario.
Me ha gustado mucho mucho tu relato, es como si hubieses descrito en esencia la vida en comun de mis padres, que apesar de haber pasado por muchos años muy duros se han mantenido siempre unidos y eso nos lo han trasmitido a mi hermano y a mi.
Gracias a ellos se que yo no puedo aspirar a menos.

Cualquier semilla para concertirse en arbol, necesita cuidado ,espacio y dosis de ingenio.....¡Que facil resulta decirlo!
Esta frase ¡que buen reflejo de lo pasado y de el reencuentro:....incluso en algunos tramos nos perdimos de vista...
Saludos. Alosia