lunes, 24 de agosto de 2009

El Diletante. A voz en grito



Poesía



El corazón es arrancado. Una vez extraído el órgano, el elegante y atractivo profesor nos pregunta a los alumnos: ¿Qué es una parte muy pequeña sacada del corazón y proyectada sobre el mismo? Si apruebas este examen puedes liberarte de los finales. Pienso en multiplicar la longitud por el seno o por el coseno, pero este razonamiento no me lleva a ninguna parte. Pido ayuda a mi compañero, que aparenta gran seguridad; solo escucho ataques al sentido común. Decido buscar yo solo la solución al problema. Le doy vueltas y más vueltas hasta que la sencilla respuesta resplandece por sí sola: Es la poesía.

El Diletante


7 comentarios:

MarianGardi dijo...

Buenooo!! Si lo sabre yo?
Hiciste bien en descubrirlo,
me ha gustdo!!
Saludos

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Pues yo acertaba con la respuesta, quizás le hubiese escrito un poema... pero nunca se me habría ocurrido la poesía.
Un saludo,
Juanma

Neogeminis dijo...

jejje yo no me libraba del final! jejejee...muy bueno!


un abrazo!

Juan Carlos Lozano dijo...

muy bueno, me gustó mucho el enfoque que le diste.

un abrazo
juank

Alosia dijo...

No se me habia ocurrido la poesia.
Muy sencillo y claro.
Saludos. Alosia.

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

(Bueno, ahora que me doy cuenta, varios días después... ¡Esta cabeza mía!)
Me doy cuenta que era:
Pues yo no acertaba con..., es decir, "no"
jajajaja. No servirá de nada esta aportación mía, pero bueno, qué le vamos a hacer, la inutilidad del ser humano,xD

microtus montanus dijo...

Como humanos pienso que cualquier aportación, por insignificante que pueda parecer, es positiva para todos los lectores y para el autor. Como mamíferos nuestras contribuciones son a la poesía del sí, y despreciamos a la poenoa, o poesía del no.¿Por qué? Porque con ella no se mama.