martes, 9 de marzo de 2010

Maribel Pont ha sido semifinalista del certamen Fergutson de microrrelatos 2009

Abogados
Maribel Pont Pont

Eugenio empezó su primer día de trabajo eufórico y con cierto morbo; se acomodó en su despacho y deseó que llegara su primer cliente (un juicio por malversación), sin caer en la cuenta de que era demasiado temprano. Entonces la joven secretaria golpeó la puerta con los nudillos y asomó la mirada respetuosa:
-Ya está aquí, señor Eugenio, el…
Eugenio la interrumpió.
-¡Que pase! no le haga esperar -ordenó nervioso con cara de haber visto un espectro. Agarró el auricular del teléfono: -¡No me dé las gracias señor ! Sacarle un millón de euros a ese tipo fue pan comido, olvídese de la multa, eso queda fuera de nuestra jurisdicción -fanfarroneó aireando una falsa risotada- gracias a usted por confiar en mi.
Aún con el teléfono en la mano, hizo una pausa.
-¡Siéntese señor Merk! -se irguió estirando la mano.
-No hace falta señor, soy de la compañía de teléfonos vengo a arreglar la línea.

1 comentario:

Carmen Andújar dijo...

Maribel felicidades. Está muy bien tu microrrelato, sobre todo el fonal.
Un abrazo