sábado, 20 de noviembre de 2010

Cuentos de un nefelibata, de Ximo Tejado



Reseña de Ramón Alcaraz García:

Cuentos de un Nefelibata es el primer libro de relatos que publica Ximo Tejado. Lo primero que me llamó la atención es el título, uno de esos títulos que creo que a todo escritor le gustaría tener en una obra, al menos a mí. ¿Qué es un nefelibata? El término ya se usaba en la antigüedad y proviene del griego culto, de la unión de las palabras nube y andar; andar en una nube:
nefelibata.
adj. Dicho de una persona: Soñadora, que anda por las nubes.

El libro lo componen ocho relatos. Son historias independientes, aunque al observar el índice me di cuenta de una similitud interesante en los nombres de los cuentos; todos se componen de un determinante y un sustantivo: “El manzano”, “El poeta”…; todos masculinos, excepto una destacada “La justicia”. Y completan el conjunto el significativo posesivo “Mi padre” (interesante el matiz) y el relato con el que concluye la lectura, el plural “Les amants”.
Esta es una primera obra, y siempre como tal la hemos de apreciar. Vendrán más de Ximo, seguro, en las que apreciaremos su evolución como escritor, que auguro muy interesante. Con un estilo sencillo (y esto lo digo como un halago, ya que los jóvenes escritores suelen pecar por exceso de complejidad, para tratar impresionar) nos muestra historias que tienen en común un punto de nostalgia, de recuerdos, de realidades inventadas o de invenciones reales, que son las de los personajes de estas historias; como la de “El amigo” o “El marinero”, el recuerdo del amor en el pasado en “El pintor” o el amor romántico, condenado al deseo en la eternidad en “Les amants”.
El punto común de todos los cuentos es ese deje de tristeza, esa melancolía, tan humanista y tan humana, que nos expresa el sentimiento por lo que ya no tenemos, por lo que fue posible o imposible, por tantos sueños cumplidos y por cumplir. Ese es el verdadero elemento de encuentro de las historias: personajes que sueñan en sus nubes, instaladas en el arte, en su oficio, en el amor, en la vida…; que recuerdan, que inventan, que existen, que anhelan…
Una lectura amena y original, recomendable para sentirnos también, entre sus páginas, nefelibatas.

Cuentos de un nefelibata
Ximo Tejado
Tamaño: 13x19 cm
Encuadernación: Rústica
Número de páginas: 96
Edita: pasionporloslibros

http://www.pasionporloslibros.es/pasionporloslibros/Poesia_y_relatos.html

3 comentarios:

MAR SOLANA dijo...

Interesante novela, Ramón.

Qué curiosa esta palabra: "nefelibata", conecta muy bien con otra palabra portuguesa que me parece maravillosa: SAUDADES. Se lo acabo de contar a una amiga bloguera portuguesa...

Si un nefelibata es una persona soñadora que anhela... entonces es alguien con muchas saudades...

'Saudade' es un término del portugués que realmente no tiene traducción exacta al español... Es una verdadera lástima que no la
tenga porque describe muchas de las emociones que generalmente no sabemos como expresar. Sería algo así como una cierta nostalgia... pero no exactamente. Puede indicar que uno extraña algo con fuerza, pero tampoco es solamente eso.

Saudade (Por Miguel Falabella):

"Duele golpearse la cabeza con el borde de la mesa, duele morderse la lengua, una carie y piedras en los riñones también duelen.

Pero lo que mas duele es la saudade.

Saudade de un hermano que vive lejos.

Saudade de una cascada de la infancia.

Saudade del gusto de una fruta que no se encuentra más.

Saudade del papá que murió, del amigo imaginario que nunca existió...

Saudade de una ciudad.

Saudade de nosotros mismos, cuando vemos que el tiempo no nos perdona.

Duelen todas estas saudades.

Pero la saudade que más duele es la saudade del alma."

Un abrazo.

Joselondinium dijo...

¡Está claro que es un libro que hay que leer!

Saludos,
Jose.

FER dijo...

Buen libro, aconsejo su lectura.

Esperaremos su adaptación a la gran pantalla... es borma ximet!!!

Fer