lunes, 12 de diciembre de 2011

José Vicente Pérez Bris es finalista del Certamen de Microrrelatos Abogados de noviembre 2011

Madrid 1945


José Vicente Pérez Bris


Relato seleccionado Certamen Microrrelatos de Abogados noviembre 2011


Encontré a Julián cerca de Casa Montes, templo de la gastronomía, una mañana lluviosa. A la vista del cartel anunciando un suculento rabo de toro, decidimos probar suerte. Intercambiamos cotilleos sobre abogacía y anécdotas universitarias. Quedé mudo al enterarme de que a nuestro viejo profesor de Mercantil, se lo llevó esposado la Brigada Social, en plena lección magistral el curso anterior. -Lo peor –comentó- es que la sentencia condenatoria no fue de tiempo, sino de conciencia. -¿Y eso? –pregunté entristecido. -Se ha convertido en un pelele, sin dignidad. No hay peor explotación humana que entregar las ideas. -No puedes reprocharle intentar salvar el pellejo, repuse pensando si a mi antiguo camarada se le estaba endureciendo el corazón. Me miró socarrón y dijo: El roce táctil de la tortura engrandece al hombre que lo padece. Y el sometimiento de las ideas en pro de una jubilación al calor del brasero, envilece.