domingo, 1 de febrero de 2009

Escritores. El cobro de tus derechos por copia y reprografia







Si has publicado o vas a publicar, El Centro Español de Derechos Reprográficos (CEDRO), es la asociación encargada de repartir el cobro de derechos de la propiedad intelectual por diversos conceptos.
El Centro Español de Derechos Reprográficos (CEDRO) es la asociación sin ánimo de lucro de autores y editores de libros, revistas y otras publicaciones, editadas en cualquier medio y soporte, que se encarga de defender y gestionar de forma colectiva sus derechos de propiedad intelectual de tipo patrimonial (reproducción, transformación, comunicación pública y distribución). Fue autorizado para ello en 1988 por el Ministerio de Cultura, al amparo de la Ley de Propiedad Intelectual.

La misión de CEDRO es representar y defender los legítimos intereses de autores y editores de libros y publicaciones periódicas, facilitando y promoviendo el uso legal de sus obras.
El requisito para ser socio de CEDRO es ser partícipe, total o parcialmente, en al menos una publicación que incluya el correspondiente ISBN. En ese caso, además del alta como socios hemos de enviarles los datos de todos los libros de los que somos autores, tanto individualmente como con otros escritores. CEDRO se encarga de pagar el porcentaje de derechos que corresponde por reprografía, copias, fotocopias, impresiones.... Debemos tenerlo en cuenta también en ediciones de relatos, bien compartidas, recopilaciones o de ediciones de certámenes, siempre que esas ediciones incluyan ISBN. Más información en http://www.cedro.org/

Algunos periódicos han publicado esta semana la noticia sobre los derechos que corresponden a los autores y que CEDRO reclama a Google por su copia de libros no autorizada.
Y otra cuestión que es importante conocer sobre Cedro, es que da una cantidad de dinero a cada socio por gastos médicos o compra de material médico y sanitario. Podeís conocer más en:

Si tienes alguna duda concreta sobre ese tema, también puedes añadirlo como comentario a esta entrada o enviar un mensaje al correo del Desván: info@tallerliterario.net

6 comentarios:

Moony dijo...

Gracias por la información. Esos datos está fantástico conocerlos y no son fáciles de obtener.

Muchas gracias por tu trabajo.

Un beso grande.

Anónimo dijo...

Perdona que te moleste pero yo creo que CEDRO más que una asociación sin ánimo de lucro es una institución vergonzosa. Repito que no quiero molestar. Yo publico por mi cuenta y riesgo mis creaciones y no creo en la propiedad intelectual de nada, naturalmente que registro mis escritos, pero porque quiero que se reconozca que yo los creé. La cultura es un bien de todos y para mí con saber que alguien en algún lugar admira mi obra es suficiente, lo demás es fariseísmo, mercantilismo y nada tiene que ver con el arte. El arte con mayúsculas está en la calle, está dentro de nosotros, yo tengo que compartir lo que siento, no apoderarme de algo tan discutible como "MI CREACIÓN", ¿Acaso un albañil cobra por cada vez que alguien transita por una escalera edificada por él? Lo siento si molesto pero me asquea tanto artista de monedero y mentiras, creemos para dar de comer a los hambrientos, eso es arte, lo de CEDRO una broma sarcástica, lo de uso “legal” es una ironía, ¿Cuántos libros habéis vendido la mayoría de los socios de CEDRO? Y ahora os metéis con Google………… Hay que tener geta.

Mercedes dijo...

Si te serenas, igual cambia esa visión un tanto particular y, me temo que puntillosa, que tienes con respecto a esto.
Un albañil no cobra por fabricar unas escaleras, desde luego, porque con esas escaleras otros no están obteniendo beneficios cada vez que la usan. ¿O es que tú pagas por subir o bajar la escalera de tu casa? Desde luego no es un ejemplo muy acertado el que has puesto. Por eso te digo que se te percibe un tanto "alterado/a" que como no pones nombre, pues mira, así uno se despacha bien ¿no?
De todas formas, me da que has tenido alguna mala experiencia y por eso se te percibe algo "fuera de tono". Comprensible, desde luego. Pero, yo te aconsejaría que reclamaras y protestaras de todo lo que creas que no está bien hecho. Claro que esto es un taller literario donde se da información de todo lo que tiene que ver con este mundillo. Luego, como personas adultas y responsables que somos, cada cual debería "mojarse" en la fuente pertinente. Y otra cosa, se agradecería mucho poder dirigirme a una persona en concreto, aunque no me importa mucho que te llames anónimo o seas albañil.
Un abrazo (yo soy escritora y me parece muy bien que haya organismos como este que defiendan mis derechos). Será porque cuando hacen algo mal utilizo mi parte asertiva (preguntar, informarme y pedir explicaciones con buen tono y con nombre) y luego, actúo en consecuencia: no te olvides que también existen los Tribunales ¿O se trata de otra asociación vergonzosa?
Un abrazo, Anónimo. Que te vaya bien.

Anónimo dijo...

La mala experiencia la tengo con personas como tú que os llamáis escritores/as sin que acreditéis qué obras son las vuestras y si se han vendido algunas. Lo de los tribunales se lo preguntas a los padres de la niña Mary Luz, o a los que tienen que juzgar al señor Fabra. En cuanto al estado de mi ánimo me encuentro bien, gracias, cuando necesite un especialista me dirigiré a uno colegiado, por cierto, ya me gustaría saber cuál es tu obra literaria, qué editorial o editoriales te han publicado y el nivel de ventas de la misma, cuando lo sepa lo mismo te consideraré "escritora", por lo de pronto me alegra ver que mi escrito te ha "sulfurado", normal, suele ocurrirles a quienes se arrogan para sí virtudes que no les adornan. Un saludo de una persona escritora que no se traga vuestros cuentos. De utilizar el nombre de Vicente Ferrer ya ni opino, es que está la cosa mu mala.

Anónimo dijo...

Señor Ramón Alcaraz, el oficio de escritor se lleva en la sangre y las escuelas literarias son inventos de quienes queréis vivir de enseñar lo que vosotros no sois capaces de hacer. "Cuentos solidarios", sí, pero solidarios para vosotros mismos. Juas,juas.

mareaxe dijo...

Yo no opino cono anónimo pero sí destacaría que las actuaciones de CEDRO son muy opacas y desde luego amparadas en la fuerza y no en el diálogo. Lo menos que se tiene que hacer cuando se establece un canon para administrar los drechos de terceras personas es dar copia de cuales son esas terceras personas, cuales son las obras protegidas y lo más razonable de todo, exponer publicamente las cuentas, saber si CEDRO como la SGAE tiene terceras empresas o gestiona instituciones distintas para el fin de su fundación. Creo además que el derecho a que se le reconozca a uno su trabajo no se puede confundir con el cobro de un canon fijo, me explico, el criterio de reparto de los fondos económicos tendría que ser claro yque cada cual cobrase en base a ña realidad y no en base a ciencia ficción,¿como sabe CEDRO que las copias de una copistería son de tal o cual escritor y obra? Eso es imposible por lo que el sistema es claramente anticonstitucional, pero claro, en este país si se tiene padrino......
Lo normal es que los creadores luchásemos para que el acceso a la cultura fuese más económico y las editoriales no actuasen con los criterios actuales. Un libro no puede costar 30 euros cuando todos sabemos los costos de impresión, pasa como con la música y los CD, se pensarom que descubrían América y resulta que la cosa les salió rana. Lo que no puede ser es que una obra que en el año 1988 tenía un valor en el mercado de 1.200 pesetas ahora la quieran cobrar a 18 euros, se supone que ya está amortizada y requeteamortizada. Son ejemplos, pero dar la espalda al público es no querer reconocer la realidad, se vive de ellos y no podemos exprimirlos. PD- En una cosa si estoy conforme con anónimo, por el mero hecho de tener algo publicado no nos da derecho a considerarnos escritores profesionales, pasa como con OT, que salen unos chavalines y por cantar dos canciones ya se creen con derechos de artista.Más humildad no nos vendría mal.