miércoles, 8 de abril de 2009

La buscadora de miradas



Felisa Moreno Ortega

Finalista Certamen Relatos para leer en 3 minutos Luis del Val





El tren se pone en marcha, adentrándose en la negrura del túnel. Observo despreocupadamente a mis compañeros de viaje, hasta que mi mirada se cruza con la tuya, un instante cegador que me deja deslumbrada, sumida en el desconcierto. Fijo la vista en el periódico que descansa en mi regazo, mientras recupero la compostura. Tu mirada me ha dejado al descubierto, mostrando mis oscuros secretos, mis deseos más íntimos. Permanezco un buen rato tratando de disimular mi turbación, antes de volver a mirarte; tú sigues allí, ajeno a mi curiosidad, hablando por un móvil de última generación, alto, moreno, bello e inaccesible. La alianza en tu mano derecha delata que estás casado. Intento imaginar a tu esposa, rubia, guapa, medidas perfectas, esperando cada tarde tu regreso a casa, arreglada, perfectamente maquillada. Se pondrá tu perfume favorito, tú llegas cansado pero no puedes evitar desearla, le haces el amor con pasión y te duermes abrazado a ella. En cambio, cuando yo llegue a casa no encontraré a nadie esperándome, le daré de comer al gato y pondré una película en el video, de esas bien antiguas en las que los diálogos eran más importantes que los efectos especiales, y lloraré con la protagonista la pérdida del hombre amado.Esta es mi parada, me bajo sin mirarte, camino entre la gente buscando la salida y el aire fresco de marzo golpea mis sentidos. De pronto siento una mano en mi cintura, me vuelvo asustada y encuentro tu cara, me miras sonriente mientras que tu mano se va desplazando, ya estás tocando mis muslos cuando me besas, sellando con tus labios cualquier atisbo de protesta. Me siento flotar, tú me agarras del brazo con fuerza obligándome a caminar deprisa. Entramos en una cafetería repleta de clientes, sin reparar en nadie me llevas hasta el fondo. Aseo de minusválidos, indica el cártel de la puerta, entramos. Aún no hemos dicho una palabra y ya me estás levantando la falda, ahora soy yo la que busco tus labios de fuego, con ansia, muerta de deseo. Todo sucede deprisa, consigo escapar de mi cuerpo y observar desde el techo cómo me desnudas, cómo bajas tu cremallera mientras besas mis pechos. Me veo disfrutando intensamente, el cuerpo en una postura imposible, la cara distorsionada de placer. Todo acaba en unos minutos, me susurras al oído unas palabras que no alcanzo a entender. Me dejo caer en el suelo, deshecha, sudorosa, desorientada y plena a la vez. Tú recoges la ropa y te vistes, me sonríes y te marchas. Intento decir algo, pero mi boca es incapaz de articular palabra alguna.El tren se para, levanto la vista del periódico y veo cómo bajas. Ha sido una estupenda experiencia imaginarme haciendo el amor contigo. Te despido en silencio, siguiéndote con la mirada hasta que te pierdes entre la gente. No importa si no vuelvo a verte, sólo has sido una aventura más. Mañana buscaré otra mirada en la que perderme.


***


Entra en su blog y lee más sobre la noticia:
http://felisamorenoortega.blogspot.com/2009/04/una-sorpresa-en-el-buzon.html

8 comentarios:

Celia dijo...

¡Qué bueno! profe.
Enhorabuena para los dos.

Ardilla Roja dijo...

Hola Ramón :)

Lo vi anoche. La felicité allí, pero también te doy mi enhorabuena por la parte que te corresponde.

Un abrazo.

Carmina dijo...

bueno parece ser que tus alumnos triunfan como la espuma... lastima no tener tiempo yo de participar en talleres literarios... felicidades a los dos ahora me voy al blog de Feli

Felisa Moreno dijo...

Gracias por vuestros comentarios, y gacias profe por dar la noticia.

Un abrazo

L.N.J. dijo...

Eso, eso, además de ser una asesina con ojos bondadosos, venga premios.

Felicidades.

Voy a ver a quién me cargo.....

Susana dijo...

Hola, Ramón.

Anoche la felicité por esta nueva buena noticia.

¡Esta mujer no gana para sorpresas!

Lujo dijo...

Hola Hola!
Es buenísimo!!!...Me encantó!!...Una pasada!!
Me largo a decir algo en su web.
Buenas vacaciones para todos!
Abrazos

Mimí dijo...

¡Caray y yo pensando que lo del baño era completamente real!
A veces no se sabe...
Te dejo un abraciño desde los mares de Extremadura s