martes, 15 de diciembre de 2009

Ardilla Roja ha sido semifinalista con tres relatos en el certamen Fergutson de microrrelatos 2009


Relatos semifinalistas de Ardilla Roja en el Certamen Fergutson de Microrrelato:

Parpadeo
El parpadeo del cartel luminoso abstrajo a Miguel hasta otro tiempo, en el que la posición social y el dinero le permitían comprar todo lo que deseaba: coches de lujo, viajes e incluso, a veces, las más caras compañías.
- Aligere usted el paso o se quedará sin cenar -escuchó en apenas un susurro.
El aroma de jabón de lavanda desprendido del cuello de aquella mujer, fue una bocanada de aire fresco que endulzó por un instante su ensombrecido humor. La crisis económica le había quitado todo, más aún le quedaban las ganas de vivir.
- Ambos sabemos que yo no pagaré, pero… ¿querría usted cenar conmigo esta noche?
El futuro ya no era tan incierto. Su sonrisa auguró una feliz nochebuena en el albergue.


El estertor

Juro que me vi obligado. Como sabe, la crisis nos está llevando a todos a la ruina. Mi tienda de electrodomésticos es pequeña y no le convienen escándalos que espanten la clientela.
La señora, “con muchos humos” me dijo que necesitaba un estertor. Intenté convencerla de que se había equivocado de sitio; pero insistió y me amenazó con encadenarse al mostrador si no cedía a sus deseos. -¡Dáselo ya! -me apremiaban los otros clientes. Y ¿qué iba a hacer?, ellos son los que mandan.
La golpeé con lo primero que tuve a mano, esa tostadora que tiene usted delante. No le proporcioné el “estertor” que tanto reclamaba; aunque casi la mato. Ahora me denuncia por agresión. No es justo, señoría.

Fea

De reojo le veo quitarse las gafas y depositarlas en la mesita del rincón junto al libro que acaba de cerrar. -¡Qué fea eres!-, me dice con cara de bobo apoyando la barbilla en su mano derecha.
Frente al portátil hago esfuerzos para contener la risa."California Blue" de Roy Orbison suena en Radio Kiss, y la página del procesador de textos sigue en blanco. -¿Cómo es posible que seas tan fea?- Repite sin alterar el gesto.- ¡Idiota!- Exploto al fin -¿no ves que no me dejas escribir?-- Ya sabes que me divierte pincharte- contesta burlón.Satisfecho de su falso logro se levanta acomodándose la camisa por dentro del pantalón. –Voy a hacerme un té, ¿quieres uno?-
Por encima de la pantalla le observo. Desde que está en casa apenas escribo, pero me hace reír. A mi hermano le rompía los cromos cuando me llamaba fea, pero con él es diferente, diciendo lo mismo logra que me sienta guapa.


Visita el blog de Ardilla: http://ardilla-roja.blogspot.com/

6 comentarios:

Ardilla Roja dijo...

¡oh! Cuánto honor

Gracias, Ramón.
Un abrazo

maria jose moreno dijo...

Merecido premio, Ardilla, son geniales.
Un beso
Enhorabuena también a ti, Ramón

Carmen Andújar dijo...

Enhorabuena ardilla, son tres relatos muy bonitos .
Un abrazo

MAR SOLANA dijo...

Te felicito otra vez, mi niña.

Son geniales los tres, pero indudablemente me quedo con "El estertor", todavía me río cuando me acuerdo... sobre todo de la anécdota en la que está inspirado, jajajaja...

Es un honor compartir libro contigo y con las demás desvaneras...

Un beso.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Ardillita, los he leído, cada uno una historia, un momento una sensación. El primero esperanza, el segundo "extintor" ¿sería? nooo, jajaja, buen humor, y el tercero dulzura, una sonrisa, amor.
Te lo mereces Ardillita, felicidades de corazón, bsito cariñoso.

chonoman dijo...

ME GUSTAN, SI SEÑOR ME GUSTAN MUCHO.
ZORIONAK.
PAOLA.