martes, 24 de agosto de 2010

El barbero de Sevilla


Pequeños y grandes cantores


Un proyecto: Aunar música y pintura para en once días representar esta ópera. Un reto: Aprender a cantar y diseñar el decorado.

http://barberodesevilla.blogspot.com




3 comentarios:

Mimí- Ana Rico dijo...

Gracias, Ramón, es una lástima no haber sacado una de grupo pintando, veríais como disfruta la gente de todas las edades con las ceras, al agua, con lápiz; da igual la técnica, se respira aplicación, entusiasmo. Los más mayores del grupo han sido los más entusiastas junto con los más chicos -hay niños desde tres años, hasta setenta y pico; todo un capital humano-, y no veáis que voces.

El Desván de la Memoria dijo...

¡Impresionante!
Lo bueno de una actividad así es lo bien que lo pasáis vosotros participando y haciéndolo; creo que mucho más que los que os vayan a ver. Es una "tensión" muy positiva la que se genera, muy estimulante y que mueve mucha ilusión.
¡¡Ánimo!!,
Ramón

Mimí- Ana Rico dijo...

Coincido contigo, el premio gordo no es la representación en si, es el hecho de prepararlo, y esa "tensión" de la que hablas es como la fuerza centrípeta que te dice que ¡Adelante, todo puede ser! ... Y es.